HECHIZOS MUSICALES, BRUJERÍA DE LA BIEN QUERIDA

La Bien Querida, Barcelona

Con las entradas agotadas, LA BIEN QUERIDA nos presentaba en la sala Apolo de Barcelona, su último y sexto trabajo, Brujería.

Con un público muy variado, de diferentes edades,  donde el gusto musical les unía, Ana Fernández Villaverde (La Bien Querida), apareció vestida completamente de rojo, con su capa de «bruja» para hacernos pociones, pero pociones mágicas musicales, ya que nada más salir toda la banda , David Rodríguez (La Estrella de David) guitarra, Juanma Padilla batería, Nieves Lázaro teclados, y Brian Hunt al bajo, el aplauso fue unánime y al unísono, y es que el cariño y admiración de los asistentes hacía ella, se palpaba y se transmitía.

La Bien Querida Barcelona

Con la  intro de Hechizo fueron aparecieron cada uno de los músicos, buena idea comenzar así, porque a parte de buen gusto y sentido, es una entrada que ya te prepara para un directo, donde sabes que vas a disfrutar.

«La Verdad» fue la canción elegida para abrir el repertorio, y daba gusto ver, que desde el principio la gente ya cantaba y conectaba.

«Te Quiero», «Déjame entrar», «Miedo», «Morderte» o «Me envenenas» en el cual Ana salió del escenario, nos dejo sin saber muy bien que iba a ocurrir, mientras se marcaban un sólo instrumental buenísimo y es que el tema tiene un rollo muy bueno y potente , el bajo a las manos de Brian,  se llevo para mi la palma; y es que Ana salió para aparecer cambiada de vestuario, esta vez de traje negro y camisa blanca, para cantarnos «Domingo».

Pero la sorpresa fue cuando mientras sonaba «Los Jardines de Marzo» apareció de golpe Amaia Romero para marcarse un dúo de lo más bonito y sentido, lo cual genero un aluvión de gritos de entusiasmo, y es que La bien querida, nos quería dejar con la  boca aún más abierta.

La Bien Querida Barcelona Amaia Romero

Me gusta la delicadeza con la que lo hace, como habla del amor de una manera poética y hasta idealizada, en plan Romeo y Julieta y no te da la sensación de ello, es como decir y expresar lo más  sentido, lo más íntimo que muchos nos guardamos por no sentirnos vulnerables o «ñoños» y ella tiene la capacidad de que lo cantemos y que lo gritemos si hace falta y hacernos sentirnos liberados, es alucinante , pero tiene esa facilidad, creo porque también lo hace así de fácil, es tal cual, sin escondites, un te quiero, un suspiro, un me muero, un estoy aquí…El amor, y como bien dijo, lo mueve todo, es así de simple y así de duro también, pero le da siempre una vuelta tan mágica, o mejor dicho, creo que ella hace una mezcla para regalarnos una manera de verlo que te eleva, que llega directa a tocarte la fibra, y es que es una década cantándole al amor.

Hubieron dos cambios más de vestuario, en el que nos dejo eclipsad@s con sus botas de brilli, rollo cósmico azul claro (¡las quiero!) , y me parece interesante también el cuidado que tiene por darle importancia a las prendas, creo que es una manera de transmitir también con el ritmo de las canciones que van sonando, la personalidad y el clima que quiere dar con el transcurso en el que van tocando los temas.

Con «Recompensarte» donde David aportó su parte, supo sacarnos un olé y las palmas, y la voz porque hizo hasta de coro, y es que es un tema que nos encanta y nos da muy buen rollo, y con  «9.6» con guitarra en mano Ana hizo una versión acústica más íntima, y siguió con la guitarra para tocar «De momento Abril»  con el que pasó lo mismo, estallido de emoción.

David, La Bien querida, Barcelona

Son temas que tenemos con ella/ ell@s  por bandera, pero sin menospreciar al resto, como con «Hoy» , «Dinamita» » Qué», tema elegido para dar por finalizado el concierto, pero no fue así porque nos faltaba aún seguir disfrutando y no se paro de aplaudir hasta que volvieron a salir y tocar  «7 Días»  y  «La Fuerza«, tema que a mí personalmente me encanta, letra y música de abrirse en canal y ahí lo llevas, ¡todo mi sentimiento!

Y es que Brujería es eso, un disco lleno de sentimiento, de amor, pero con un misticismos que sólo ella sabe aportar.

Me resulta curioso, y no por nada en especial, pero la  conexión de ella con la gente es tremenda, y es que siempre he pensado que la naturalidad y el enfocar sin ningún complejo y con toda sinceridad la forma de ser de alguien, es la clave, y eso hace Ana, canta como  si estuviera a solas con su micro, como si se evadiera y sus letras le transportaran a un lugar seguro, a un lugar donde ella se siente a salvo y es feliz, y eso es lo que hace, llenarnos y contagiarnos de esa «simpleza»  tan grande, y tocarnos la vena más sensible con su canto al amor y también al desamor, tímida pero segura, sensible pero con carácter, la bien querida es eso, es hacer que sintamos quererla/les porque la banda al completo se conecta a la perfección.

La Bien Querida Barcelona

«A veces ni eso» fue la elegida para despedirse de una noche de brujería musical, y es que se hacen querer y saben cómo hacer que les queramos.

Gracias Ana por atender a las personas que quisieron hacerse fotos, que les firmarás o que mandaras un saludo, como para nuestro medio, ¡GRACIAS!

pd: haremos pociones con tus canciones, para llevar mejor los días cuando nos flojeé ese amor…¡viva la música!

Si quieres estar al día de las novedades musicales, entra aquí

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.